Razones por las que deberíamos de aprender a programar siendo niños

innovacion06/03/2015. El curso 2014-2015 arranca en la Comunidad de Madrid con una importante novedad: los alumnos cursarán, de manera obligatoria, la asignatura de «Programación y Comunicaciones», con la que los estudiantes no solo verán incrementadas sus habilidades en el uso de la tecnología sino que, más importante todavía, aprenderán a crearla. Sigue leyendo

Anuncios

¿Los Marcos de Cualificaciones aseguran que se formen recursos Competentes?

La Estrategia Europa 2020 establece como una de sus tres pilares básicos alcanzar lo que llama un Crecimiento Integrador que fomente una economía con alto nivel de empleo que tenga cohesión social y territorial. Y al centro de este pilar está el invertir en cualificaciones y seguir modernizando los sistemas educativos y de formación como la vía fundamental para ayudar a las personas a anticipar y gestionar el cambio, construir una sociedad cohesionada., y el asegurar que el desarrollo sea sinónimo de dar protagonismo a las personas.

Más allá de las consideraciones de implementación de esta estrategia, querría señalar que el documento ya no habla de un Marco Europeo de Cualificaciones, para hablar de un Marco Europeo de Cualificaciones, Competencias y Ocupaciones (MECCO).

Hasta ahora (y no es poco), el EQF está creando una red de sistemas de cualificaciones independientes, pero relacionados entre sí y con una lógica común. Al utilizar los resultados de aprendizaje como punto de referencia común, el Marco pretende facilitar la comparación y transferencia de cualificaciones entre países, sistemas e instituciones; por tanto, beneficiará a un amplio grupo de usuarios, tanto a escala europea como nacional.

Sin embargo, se intuye en ese detalle del cambio de denominación, que en Europa se han dado cuenta que no basta con tener un marco de referencia basado en resultados de aprendizaje para asegurar que esos resultados del aprendizaje proveniente de los sistemas educativos y formativos sean inmediatamente atractivos para el mercado laboral.

En próximos artículos reflexionaré sobre lo que suponen los sistemas de cualificaciones a diferentes niveles. Sin embargo, creo que los Marcos no son el problema. Es más, en cualquier caso han abierto áreas de reflexión sobre los que debieran ser los objetivos de los sistemas formativos (aunque no siempre estén llegando a las respuestas correctas o, mejor aún, se estén atreviendo a introducir los cambios necesarios). No dejan de ser una solución de arriba abajo, que por su enfoque generalista, tomados tal cual difícilmente tendrán en cuenta las realidades particulares de las personas.

Lo que de verdad hace falta es que se generen experiencias de abajo a arriba que, teniendo en mente estos Marcos, realmente evalúen las competencias de las personas y las hagan transparentes, primero a ellas mismas, como vía para controlar su propio desarrollo personal y, a continuación, mostrárselas a un mercado que crea en el valor de sus recursos humanos.